La primavera trompetera

Esto es el primer festival español al cual he estado alguna vez y no hace decepción. Quise ver “El canijo de Jerez” vivir porque amo sus canciones. La atmósfera era asombrosa y porque el festival era bastante pequeño, no era nada loco como de aquellos en Inglaterra. Cada uno debía tener buen tiempo aquí sólo, cada uno era muy amistoso. A mi sorpresa, descubrí que uno de los grupos “Macaco” había escuchado mucho tiempo pero no realicé que estaban en el reparto. La realización repentina fue increíble. Sin embargo, la organización del evento fue decepcionante porque no había señales para llegar allí y la seguridad o el personal no tenía idea de los tiempos de transporte. Así que cogimos un taxi de regreso a Jerez porque no queríamos esperar más a las 3:00 de la mañana.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.