Sevilla

Visité muchas ciudades españoles y sin lugar a dudas, creo que Sevilla es una de las mejores. Sevilla tiene varios monumentos que brillan con luz propia en una ciudad repleta de joyas. El centro esta tan preciosa y no se puede sacar una foto completa de la Catedral gracias al tamaño. Fui solo por dos noches para visitar a una amiga que encontré en Lyon el semestre pasado. Me mostró los puntos de referencias famosos como la plaza de toros, la catedral y la plaza de España. Para mí, pasé lo bien a la catedral de Sevilla pero después de haber visto las que de Notre-Dame, Paris y La Mezquita, Córdoba, me acaba de volverme acostumbrado  a la arquitectura dentro. No obstante, eso no significa que la experiencia fue menos espectacular. Sin embargo, no pudimos visitar el Real Alcázar porque fue tan ocupado y hubo una cola estúpidamente larga. Por otro lado, el punto culminante del viaje fue la visita a la plaza de España porque nunca había visto algo así. Frente al visitante aparece una enorme fuente como epicentro de la majestuosa plaza, en una vista panorámica como pocas en el mundo. Me siento que Sevilla extiende sus brazos al mundo. Lo más interesante es dar un paseo por el país. A lo largo de las alas en curva hay grandes bancos decorados con cerámica, y en ellos se representan a las provincias españolas, cada banco está decorado únicamente y obviamente, fui la que de Cádiz.

 

   

Leave a Reply

Your email address will not be published.